Carreteras rodantes

La carretera rodante es una solución de transporte desarrollada en Suiza, para el transporte de camiones y semirremolques. El gran tráfico que soportan las carreteras que atraviesan el país y que suele pertenecer a camiones en tránsito a otros destinos, derivaba en graves daños ambientales de polución atmosférica, ruidos, accidentes de tráfico y alta ocupación del territorio de las autopistas y carreteras.

 

En 2007, tras 6 años desde la creación de la primera carretera rodante, se alcanzó la cifra del 64 % de tráfico trasalpino por vía férrea. Para evitar sobrepasar el gálibo ferroviario se utilizan vagones de ruedas de pequeño diámetro. Aun así hubo que realizar tareas de ampliación de gálibo en los túneles de Lötschberg y del Simplón y también ensanchar gran número de puentes. Esto permite que cualquier camión que cumpla las dimensiones máximas europeas de 2,5 m de anchura, 4 m de altura y menor de 44 toneladas pueda ser usuario de las carreteras rodantes.

 

El sistema supone un gran ahorro de tiempo, al circular a una mayor velocidad que la permitida para los camiones, y contar para el conductor como periodo de descanso al viajar en coches de pasajeros tras la locomotora. Otra gran ventaja es la eliminación de la necesidad de cruzar dos veces la aduana en Suiza, puesto que el viaje acaba y empieza en dos países europeos. También supone una reducción del coste del transporte al evitar el pago de la “Carga del Tráfico Pesado dependiente de las Prestaciones” (CTPP). La suma de la creación de la tasa y la carretera rodante ha permitido que el tráfico transfronterizo en Suiza se haya reducido durante los últimos años, en contraste con el constante aumento anual que se venía produciendo con anterioridad al año 2000.

 

En un principio el embarque de los camiones en los vagones se hacía de forma longitudinal, y así se utiliza en el paso bajo el Canal de la Mancha (Eurotúnel) y en los Alpes centrales y orientales en Suiza, Italia, Alemania, Austria y Eslovenia.

 

La sociedad alsaciana Lohr ha desarrollado un sistema que permite el giro de la plataforma del vagón, independizando el embarque y desembarque de cada vehículo del resto. Pudiendo embarcar de manera muy rápida y sencilla tanto el vehículo completo como sólo el semirremolque en el tren.

 

En Estados Unidos, lleva utilizándose durante muchos años el sistema Roadrail, que consiste en unos semirremolques montados sobre un boggie simple y unidos unos a otros, de tal modo que el semirremolque funciona como la estructura del vagón.

Sistema Roadrail

 

 

Sistema Modalohr

 

http://www.youtube.com/watch?v=MBxc5IZsOxU

 

 

Anuncios

Acerca de autovias

Samuel Santos García. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Puedes seguir las noticias en twitter a través de @autovias_ing y @samsantosgarcia
Esta entrada fue publicada en Infraestructura, Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s